Programa 242 - Respiración Consciente II - Ejercicios Prácticos

¿Te has parado a pensar alguna vez en las veces que respiras? Aproximadamente lo haces 16 veces por minuto, 23.040 al día y 8.409,600 al año. De todas esas respiraciones, ¿cuántas recuerdas haber tomado conscientemente?

Aunque la respiración es una parte importante de tu sistema nervioso autónomo, se ha demostrado que el sistema de control de tu cuerpo que actúa en gran medida inconscientemente, volviéndose más consciente de CÓMO está respirando, hace cambios significativos para mejorar la salud, el estado de ánimo, la digestión y muchas más cosas.

Para hablar de todo ello y muchas más cosas contamos con la presencia Sara Táboas Rozas, instructora de Respiración Consciente sanadora



Consiste en desviar la atención hacia diferentes puntos para fijarnos en las veces que inhalamos y exhalamos. Una forma puede ser, fijar los ojos en la nariz, así, automáticamente se bloquea cualquier otro tipo de pensamiento. Esto es muy útil cuando intentamos que los pensamientos negativos no dominen nuestra vida. Además de calmar la mente, favorece los pensamientos positivos para invertir la corriente de nuestra mente.

Otra de las formas para facilitar la relajación de todo nuestro organismo es fijar la atención cuando respiramos, de tal manera que si usas 3 segundos para inhalar, debes emplear 6 segundos para exhalar. Es decir, exhalamos el doble de tiempo que inhalamos. Así logramos que el cuerpo minimice el ritmo vital ayudando con ello al bienestar emocional.

Como decíamos anteriormente, una buena forma de reducir los niveles de ansiedad es a través de la respiración consciente. Gracias a la buena circulación del oxígeno en nuestro cuerpo se favorecen diversos procesos fisiológicos. Por ejemplo, el aparato digestivo es uno de los grandes beneficiados. Si se practica la respiración consciente se puede experimentar una mejora en los problemas digestivos.

¿PARA QUIÉN ES MEJOR ESTA PRÁCTICA?


Buenas noticias! La respiración consciente o mindful puede ayudar a todos.


Dicho esto, es una práctica especialmente beneficiosa para aquellos que están frecuentemente estresados, ansiosos o abrumados. Las mamás y los papás agotados. También es cualquier otra persona que se sienta con exceso de trabajo, preocupado, excesivamente cansado, nervioso o todo lo anterior.


¿Preocupado por cómo empezar y practicarlo?

Simplemente cierre los ojos ahora mismo y respire larga y profundamente o respire regular y lentamente durante un minuto consciente. Respire profundamente. Ahora respire profundamente, exhale. Repita. Concéntrese en su respiración. Fíjese en su respiración.

Intente reemplazar los pensamientos que se mueven rápidamente en su cabeza con un enfoque en cómo se siente cada respiración: las sensaciones que encuentra cuando sus pulmones se expanden y contraen.

Bien, ahora abra los ojos. Felicitaciones, acaba de realizar la respiración consciente.



https://go.ivoox.com/rf/85104149


43 visualizaciones
   PROGRAMA
de
RADIO

Programa en el que intentamos dar voz a diferentes voluntarios, asalariados y asociaciones que con su labor y esfuerzo están luchando por hacer este mundo raro, este mundo loco, un lugar un poco más humano y personal. Por eso quiero que este programa sea usado como un altavoz para dar a conocer ese trabajo. 

Entradas recientes